Dos recetas de sangría con tónica muy originales

La sangría es uno de los cócteles más universales y de reconocido prestigio en el extranjero. Sin embargo, esta joya de la gastronomía española está considerada frecuentemente como una bebida para turistas, ya que estos son los que más la disfrutan. Con el fin de dignificarla, en Original Tonic queremos aportar nuestro conocimiento y ofrecer al mundo nuestras particulares versiones de esta refrescante bebida incorporando nuestras tónicas, ideales para mejorar cualquier fiesta o reunión con amigos.

Existen infinitas maneras de tomar este combiando tan peculiar. Algunas recetas se basan en macerar los ingredientes durante un tiempo prolongado, colarlos y tomar la sangría en una copa como si fuera un vino especiado. En nuestro caso, las propuestas que traemos a continuación son de elaboración rápida y sencilla, en las que puedes acompañar el cóctel con sus propias piezas de fruta y conseguir así un toque más divertido.

Sangría roja

-Un litro de vino tinto joven.

-2 botellas de Original Cherry.

-Una naranja.

-Un melocotón.

-Varias fresas.

-2 cucharadas de azúcar.

-2 ramas de canela.

En un recipiente hondo, introduce las fresas cortadas en mitades, el melocotón troceado y una naranja en rodajas. Recubre la fruta con una capa generosa de azúcar, coloca dos ramas de canela y agrega el vino. En este momento tienes dos opciones: puedes dejar reposar esta mezcla en la nevera para consumirla más tarde, o bien, incorporar hielo y la Original Cherry para disfrutarla en ese momento. Si decides guardarla, reserva la tónica para el instante de servir.

pastedGraphic.png

Sangría blanca

-Un litro de vino blanco.

-2 botellas de Original Clasic u Original Yuzu Ocha.

-Una manzana.

-Una pera.

-Una naranja.

-Un limón.

-2 cucharadas de azúcar.

-2 ramas de canela.

-Licor de pera.

Utiliza en esta ocasión una manzana en trozos medianos con la piel, una pera en dados y unas rodajas de naranja y limón. Recubre la fruta con azúcar, añade la canela en rama e incorpora el vino blanco y un toque de licor de pera. Al igual que la anterior receta, puedes servir inmediatamente agregando el hielo y la Original Tonic (recomendamos la Classic y la Yuzu Ocha) o puedes dejar reposar la mezcla en la nevera y combinarla con la tónica justo antes de degustarla.