Original Ginger Beer, ¿por qué es tan especial este mixer sin alcohol?

Aunque somos conscientes de que todavía quedan días de frío y que las tardes de primavera tardarán un poco, hay algo que no podemos negar y es lo mucho que apetece sentarse en una terraza cuando el sol asoma y, además, si aprieta un poco, ¿verdad? Lamentablemente, como consecuencia del cambio climático, muchas ciudades se ven ya con altas temperaturas, poco habituales en el mes de febrero. ¿La consecuencia? Terrazas llenas y planes en la calle. Y cuando esto pasa hay algo que no falla: las ganas de tomar una bebida refrescante.

Sin ninguna duda, en Original Tonic nos caracterizamos por la gran variedad de colores y sabores que ofrecemos en nuestras tónicas premium, por su inconfundible burbuja fina o por la calidad de nuestros productos pero, atención, porque estos mismos van mucho más allá. Sí, sí, como lo lees. Si eres de esos que disponen de un paladar siempre dispuesto a dejarse conquistar por los sabores exquisitos, toma nota porque hoy venimos a hablarte de una de nuestras bebidas más sorprendentes: la Original Ginger Beer.

Por primera vez en mucho tiempo, vamos a hablar de un producto que no es una tónica premium y es que, dentro de nuestra gama y nuestro afán por no dejar de sorprender en cada una de nuestras apuestas, el consumidor final puede encontrar una propuesta altamente atractiva y excitante. No se trata de una bebida con alcohol, no es una tónica… Entonces, ¿de qué estamos hablando? La Original Ginger Beer es un mixer sin alcohol que es capaz de encender los cinco sentidos desde que la primera gota llega a nuestra boca. Uno de los alimentos más aclamados del momento, como es el jengibre, que se caracteriza por su gran número de beneficios y propiedades, cobra protagonismo en esta bebida que no te dejará indiferente.

De este modo, en la Original Ginger Beer, el jengibre natural se expresa en nariz, tornándose dulce en boca y su regusto final a chile picante pone la guinda exótica a una experiencia sensorial única. Por ello, este puede convertirse en el refresco perfecto, servido con hielo, para disfrutar de un día de sol en pleno invierno.

Ahora bien, ¿también la podemos convenir y conseguir con esta bebida cocteles llenos de sabor y frescura? Por supuesto que sí.

Desde Original Tonic te traemos dos apuestas que, seguro, ¡te encantarán! ¡Toma nota!

Para los amantes del jengibre… ¡Aquí vuestro perfect serve! 

Para aquellos que siguen siendo fieles al gintonic, presentamos una opción que no permitirá echar de menos el sabor de la tónica: nuestro coctel Nueva Sensación. Para elaborarlo, necesitamos los siguientes ingredientes: Original Ginger Beer, una ginebra especiada, rodaja de naranja, una ramita de canela, dos semillas de cardamomo y, por último, unas hojas de menta. Suena prometedor, ¿no? ¡Pues atención a su paso a paso!

Serviremos nuestro coctel en una copa de balón muy fría, con hielo. Primero, verteremos 5cl de ginebra que mediremos con la ayuda de un gigger y dos semillas de cardamomo. Posteriormente, añadiremos la Original Ginger Beer, dejándola deslizar suavemente sobre la cucharilla de espiral para no romper la burbuja. Una vez tengamos la mezcla, decoraremos con naranja, una ramita de canela y las hojas de menta. ¡El resultado es increíblemente delicioso!

 

Ahora bien, ya que estamos hablando de un mixer sin alcohol, ¿por qué no hablamos de una receta también libre del mismo? Para aquellos que prefieran una opción más light y para los que no puedan tomar alcohol por la razón que sea, les traemos nuestro coctel Garden Spice, una opción picante y llena de sensaciones. ¿Qué ingredientes vamos a necesitar? ¡Muy fácil! Original Ginger Beer, zumo de piña, zumo de limón, sirope de canela, un trocito de jengibre fresco, unas hojas de menta y unas tiritas de naranja. ¡Vamos al lío! Para conseguir nuestro coctel, agitaremos 1cl de zumo de piña, 1cl de sirope de canela y 1cl de zumo de limón, dejando por ahora a un lado la Original Ginger Beer. Después, serviremos en un vaso de tubo muy frío, con hielo de roca, esta mezcla. Una vez la tengamos en el vaso, añadiremos la Original Ginger Beer y terminaremos incluyendo más hielo, esta vez picado, para que el efecto sea similar al de un granizado. Como garnish, usaremos jengibre fresco, menta y tiritas de naranja.

 

¡Atrevete a probarlos y cuéntanos cuál es tu favorito!

Share This